Bueno, depende de cómo lo entiendas. Hay muchas formas de conseguir clientes, pero trucos que funcionen en todos los casos no creo que existan. Es más, trucos, entendidos como engaños, seguro que no funcionan, no creo que sean ni siquiera positivos para tu negocio, sí que existen estrategias.

Por ejemplo, si estamos hablando del marketing, es decir, la comunicación con los clientes, puedes optar por usar tácticas o por llevar otro camino, que es ir a lo esencial.

¿Qué es lo esencial? Pues que quieres hacer algo que funcione, que vas a construir algo que funciona de verdad y con vistas de futuro, no solamente al ahora.

Si te riges por esa forma de pensar y tienes en cuenta que vas a tener que echarle mucho tiempo, entonces no vas a necesitar tácticas ni trucos para crecer y conseguir clientes. Lo importante es llegar a la esencia de la comunicación.

El problema a la hora de conseguir clientes no es que no les estás engañando, el problema es que no consigues comunicarme bien con ellos.

No encuentras esa forma de comunicar lo que quieres decir, porque si yo creo algo bueno y he identificado a mi cliente, se a quien le va a servir, y ya está todo hecho. Solo queda que él entienda que es para él.

Aquí llegamos a la esencia del marketing. Puedes ir descubriendo, probando con algún truquillo por aquí, con alguna técnica por allá, y puedes conseguir más usuarios que vayan a tu web, más clics, más suscriptores.

Pero tu mayor problema con el marketing seguramente no sea llegar al cliente, sino que no le entiendes o que no eres capaz de comunicar correctamente.

En estos casos, el “truco” consiste en escuchar al cliente, observarle, ya que muchas veces no dices lo que quieren, por que ni ellos mismo saben lo que quieren.

Hay que observarles y estudiarles hasta conocerles mejor que ellos mismos se conocen, hay que conocerles realmente a fondo. Una vez que has llegado a eso, crear un producto para ellos es relativamente fácil.

Cuando tienes ese producto que ellos necesitan no necesitarás trucos, solo necesitas comunicárselo, es decir, llegar a ellos y decirles: “mira, aquí esta y sé que esto te interesa por esta y esta razón”. Tan pronto como les digas qué es lo que necesitan y ellos digan: “¡ostras, yo necesito esto de verdad!”, van a comprarte y ya no necesitarás ningún truco.

¿Te han interesado estos vídeos? ¡Suscríbete aquí al canal Irabela’s en Youtube!

Share This