por ellos

Pelea de niños. Búsqueda de la escucha, del tiempo, de los brazos… del AMOR del adulto.

Son frecuentes las peleas entre mis hijos, mis niños. Muchas veces es por mí. Me buscan y me necesitan.

A veces hay suerte y me encuentran, adulta y serena, y satisfago su verdadera necesidad.

Muchas otras veces no es así, y lo lamento profundamente.

En esas otras ocasiones, mis hijos encuentran otra niña, como ellos. Otra niña que quiere ser escuchada, que necesita que le dejen tiempo, que busca brazos y que busca AMOR.

Tremenda combinación.

Mi reto de los últimos tiempos es ser consciente de que ahí está esa niña, que arrastra, como si fuera una potente locomotora, vagones repletos de carencias del pasado.

Quiero escucharlas, revivirlas, darles nombre y sanarlas.

Para que quien se encuentre con mis hijos no sea una niña más.

Sino una adulta, una MADRE. Y que la niña, aunque sé que siempre seguirá ahí conmigo, lo haga estando más serena y más satisfecha. Más recuperada de la infancia.

Por mis niños. Por mi niña.

 

Share This