¿Es realmente posible vivir de un blog?

Sí, pero no. Hay gente que vive de su blog, pero muy pocos. La inmensa mayoría saca unos pocos euros y ya está.

Si quieres vivir de la publicidad de un blog, sin hacer nada ni ofrecer nada, necesitas tener muchísimas vivistas, gente siguiéndote, leyéndote y haciendo clic en tus anuncios.

Es más fácil, algo que prácticamente cualquiera puede hacer, montar un negocio entorno a un blog. En este caso no necesitas tantas visitas. Quizás solo tienes mil personas que leen tu blog, pero de esas mil personas muchas compran.

Cada vez que sacas un producto nuevo o hablas de productos de otra gente (afiliados), tus lectores los compran. Si tienes un grupo bien definido de lectores, no va a ser difícil vivir del blog.

También puedes tener un negocio, como en mi caso una agencia de traducción, pero puede ser cualquier cosa. Puede ser que seas un abogado y que uses el blog para compartir tu conocimiento… En este caso el blog es una forma muy interesante de aumentar tus ingresos, tu negocio.

Yo el blog lo utilizaría para aumentar los ingresos y la atracción, no como centro de mi negocio.

Y ¿cómo puede un blog ayudarme a encontrar trabajo?

Otra cosa con la que el blog también te puede ayudar es para encontrar trabajo.

Si eres un especialista en cervezas o baile, circuitos integrados o lo que sea y empiezas a escribir sobre ello en el blog que has creado, el día que vayas a buscar trabajo podrás decir a la persona que está pensando en contratarte que tienes ese blog.

La persona que decide sobre tu candidatura mirará tu blog y si está bien, tienes habrás mejorado en mucho tus opciones de conseguir ese trabajo.

 

¿Te han interesado estos vídeos? ¡Suscríbete aquí al canal Irabela’s en Youtube!