Nos fascinan los cambios de vida y esta semana en el Té de las 5 charlamos con una mujer emprendedora que hace 3 años dio uno bien grande.

Decidió dejar su carrera y aprender un oficio que les permitiera a ella y a su familia llevar una vida diferente: abandonar Madrid y poder vivir tranquilamente en un pueblo de 1.000 habitantes de la provincia de Soria.

¡Renovarse o morir!

Conocemos a Clara por su blog, donde habla de emprendimiento, de vida en el pueblo y de crianza y educación.

Bienvenida, Clara. Vamos a por las 5 preguntas…

1. ¿Qué té o infusión te pides?

Ui, té o infusión, vas a ver de primera mano lo especialita que soy. ¡Una tila! No por nervios, o bueno, en parte sí… La tila me ha acompañado desde el año que hice la PAU, o bueno, Selectividad. Durante los exámenes la tomaba por litros. Mi madre me la preparaba muy rica con miel, y ahora tomar una tila con miel me hace sentirme bien y sentirme como en casa.

2. ¿Una anécdota de algún viaje en familia…?

Je, je, je, me da la risa al acordarme. Cuando mi peque aún no tenía un año fuimos de vacaciones a Conil; el peque era muy, pero que muy inquieto. No paraba de saltar y saltar y saltar en la sillita de paseo, Hasta tal punto que se le salieron los tornillos y se nos desarmó.

Nuestra cara un poema buscando las piezas por el paseo. Y no era una silla barata precisamente, evitaré decir marcas por no dejar mal a nadie. En un principio lo pasamos bastante mal, pero luego nos dio por reír y reír. Y no hay vez que recordando vacaciones salga esta anécdota de padres primerizos a relucir.

3.    Si pudieras viajar en el pasado y hablar con tus padres, ¿les pedirías que hicieran algo diferente?

Esta pregunta se me hace complicada, la verdad…. Sin duda, de las personas que más me han querido y me quieren en esta vida son ellos. Todo lo que han hecho ha sido para que mi hermano y yo fuéramos felices y lo somos.

Así que no se me ocurre nada que tuviesen que cambiar. Aunque sí hay una cosa que últimamente me doy cuenta que no me decían. Sí lo hacían, continuamente, pero no lo decían.

Y es decirme las palabras “Te quiero”. Mi marido y yo se lo decimos a mis hijos continuamente, y mis hijos nos lo dicen a nosotros y, cómo no, a mis padres. Y mis padres se derriten al escucharlo. Sé que lo disfrutan mucho.

Por eso me planteo, en estos momentos de mi vida, por qué en mi casa no se decía “te quiero” cuando era pequeña, aunque por supuesto se practicaba.

4.    ¿Cuál es el paso más importante que has dado en tu vida laboral?

Quizás el paso más importante fue el que me alejo definitivamente de mi “supuesta” vida laboral: decidí abandonar mi carrera de geóloga para dedicarme a ser florista. Sí, como lo lees. Deje a un lado mi carrera y mi vida profesional y decidí aprender un oficio que nos permitiera a mi familia y a mí irnos a vivir a un pueblo. Tomar la decisión fue muy difícil, pero ejecutarla muy sencillo.

5.    Libertad para ti es…

Vivir en un pueblo y por tanto “saber que llego”. Que llego a tiempo de abrir la tienda, de recoger a los peques del cole, de jugar con ellos, de ayudarles con los deberes, de decirles que les quiero, de dar largos paseos con el perro, de charlar con mi marido, de reírme o llorar los problemas, de poder publicar mis posts… O de responder esta entrevista…

Libertad es saber que el tiempo no es un problema porque tengo tiempo para todo. Y eso lo he conseguido viviendo en un pueblo de 1000 habitantes.

 

Muchas gracias, Clara, por este Té y por permitirnos conocerte un poco más.

Podéis encontrar a Clara también en Facebook, Instagram y Twitter.

Si os ha gustado no olvidéis compartir y darle a me gusta. Es la manera de apoyarnos para que en Irabela’s podamos seguir creciendo 🙂

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar